Utilizando las cubiertas arquitectónicas o master 1000 ya formadas, se realizan estampes sucesivos destinados a una longitud determinada para obtener la curvatura final requerida  

 

remates curvos